¿Por qué nosotros no? Acción Ciudadana por la Salud y el cambio de la Ley Española de Tabaco

6 AÑOS SIN TABACO EN LOS BARES. "No sé cómo podíamos aguantar esa peste"

02/01/2017 El Confidencial C.OTTO 2 Enero

Parece que llevamos media vida con ello, pero lo cierto es que no hace tanto: este lunes se cumplen seis años de la entrada en vigor de la Ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco, conocida como Ley Antitabaco, que prohibía fumar en todo tipo de espacios abiertos de uso colectivo, así como en locales abiertos al público tales como bares, restaurante, hoteles, tiendas y demás.

En su momento la ley creó bastante polémica y, sobre todo, muchas preguntas en torno a los que en principio serían los grandes perjudicados: los bares. ¿Perjudicaría esta medida a sus negocios? ¿Molestaría demasiado a los clientes? ¿Dejaría de ir la gente a los bares, tal y como aseguraba la Federación Española de Hostelería (FEH), y acabarían cerrando más de 70.000 bares? ¿Respetarían los fumadores dicha medida, especialmente en las localidades más pequeñas o en los bares menos transitados? ¿Disminuiría la facturación de los bares a causa del 'cigarro en la calle'? En definitiva, ...

Leer +

... más allá de la evidente mejora de la salubridad, ¿acabaría esta ley provocando un perjuicio para los pequeños o grandes hosteleros?

Eso es lo que hemos querido comprobar. Seis años después de la aplicación de la medida, que ha sido respetada prácticamente desde el primer día, hemos hablado y hecho balance con cuatro hosteleros de todo tipo: Carlos Cruz (copropietario de locales de Madrid como Sideral o Mi madre era una groupie), Toni Bonanno (dueño del longevo bar Bonanno de Madrid), Eduardo Marfil (dueño del bar Alive de Ciudad Real y por aquel entonces de la discoteca Belle Pop) y César Manjul, dueño (de un pequeño bar diurno en el barrio madrileño de Tetuán).

Entre todos, además, nos han ilustrado las cinco fases por las que tanto los clientes como ellos mismos pasaron a la hora de afrontar la aplicación de esta ley: negación, incredulidad, cabreo, resignación y aceptación.

1) Negación: "Eso no va a funcionar"

La Ley Antitabaco no fue el primer intento del gobierno de Zapatero por eliminar el tabaco de los espacios públicos y de ocio. A modo de 'avanzadilla', en 2006 se aprobó la anterior Ley Antitabaco, que impedía por primera vez fumar en espacios de trabajo y, en el caso de los bares y discotecas de más de cien metros cuadrados, les obligaba a habilitar una zona especial para fumadores. Aquella medida, definitivamente, fue un fracaso: muchos bares no la cumplían, otros lo hacían a medias, otros habilitaban zonas que no cumplían con los requisitos técnicos de la norma...

Por ello, al principio la Ley Antitabaco de 2011 generó el escepticismo de muchos, que dieron por hecho que prácticamente nadie la cumpliría. Sin embargo, esta vez iba en serio: "Sabíamos que nos exponíamos a multas muy altas e incluso al cierre del local", nos cuenta Toni Bonanno, quien también reconoce que todos los hosteleros sabían que esta vez la ley no sería tan permisiva como la de 2006.

"No me preocupaba demasiado que los clientes dejaran de venir, pero sí que no quisieran cumplir la ley"

Por ello, la preocupación era evidente: "Este bar es muy de cafés por la mañana, pinchos a media mañana, menú a mediodía, café por las tardes y alguna caña por la noche, y había muchos fumadores", nos cuenta César Manjul. "Es gente que viene a relajarse un rato, y eso para los fumadores suponía echarse el cigarro que no podían echarse en el trabajo o en casa. No me preocupaba demasiado que dejaran de venir, pero sí que no quisieran cumplir la ley. En una discoteca hay mucha vigilancia y la gente no se va a saltar la ley, pero me preocupaba que aquí, al ser un bar pequeño, los clientes prefiriesen seguir fumando y pensar que no pasaba nada. Más de uno, de hecho, me lo decía: ‘Ná, si aquí no van a venir’", recuerda.

2) Incredulidad: "¿En serio no me dejas fumar?"

Llegó el día más temido: el 2 de enero de 2011. Además, aquel año Nochevieja fue de viernes a sábado, con lo que la prohibición de fumar en los bares entró en vigor a la noche siguiente, en pleno sábado, con lo que los bares nocturnos tenían que empezar a aplicarla una noche algo más descafeinada por la fecha, pero un sábado al fin y al cabo.

"No fue una noche fácil", recuerda Toni Bonanno. "No teníamos más remedio que ser estrictos, ya que la sanciones para el local eran muy altas: nos pondrían una multa, nos podrían cerrar el bar… tuvimos que ponernos muy serios. Con los clientes fue un poco difícil: todos nos ponemos un poco burros cuando nos quitan algo, y a la gente no le gustaba que le llamásemos la atención. No fue fácil, no".

La noche del 1 al 2 de enero fue difícil: "A la gente no le gusta que le llamase la atención"

Y en los días sucesivos, la misma historia, trasladada a los bares de barrio: "Yo creo que los dueños de los bares nos mentalizamos enseguida de que, esta vez, la ley iba en serio, pero los clientes no tanto", nos cuenta Manjul. "Al principio fue complicado: ten en cuenta que era enero y hacía un frío que pelaba, así que a la gente no le hacía ninguna gracia salir a la calle. Además había algún despistado que se encendía el cigarro por inercia, sin darse cuenta, y le jodía bastante tener que salirse. Recuerdo lo que me preguntaban muchos: 'Pero entonces, ¿de verdad tenemos que salirnos a la calle? ¿No nos vas a dejar fumar aquí? ¡Si aquí no va a venir la Policía!'. Fue algo delicado, pero mira, lo bueno es que siempre había tema de conversación: los fumadores no hablaban de otra cosa (risas)".

De hecho, en algunos bares costó un poco más, como recuerda Eduardo Marfil: "Creo recordar que los primeros días nos lo tomábamos medio a risa. Había de todo: algunos salían a la calle a fumar, pero otros tantos seguían fumando".

3) Cabreo: "Parecemos delincuentes"

Y la cosa, claro, fue a peor con el paso de los días: "La gente estaba cabreada, muy cabreada", recuerda César Manjul. "No era sólo que tuvieran que estar en la calle, sino que se sentían como si fueran delincuentes. A mí también me pasaba, ¿eh? Que yo soy fumador, y no veas la mala uva que se ponía de pensar que ni en mi propio bar podía fumar, que tenía que irme a la calle como si fuera un vagabundo. Es cierto que había un poco dos bandos: los no fumadores estaban tan contentos, pero los fumadores estábamos cabreados. Entendíamos a los no fumadores, pero nos cabreaba mucho tener que irnos a la calle".

Hay un segundo tema derivado de este cabreo: ¿bajaría la afluencia de gente a los bares al no poder fumar? ¿Sería una ruina para los locales, que verían cómo la gente prefería beber y fumar en su propia casa? Así lo creía la Federación Española de Hostelería (FEH), que, antes de la entrada en vigor de las medidas, estimaba unas cifras catastróficas: la nueva Ley Antitabaco acabaría con 70.000 bares y 200.000 puestos de trabajo. Pocos meses después, los socios de la propia FEH volvían a manifestarse para denunciar que la ley les había ‘comido’ un 19% de negocio y que los locales y puestos de trabajo sufrían más que nunca en toda la historia, aunque las cifras oficiales contrarrestaban esa visión.

Seis años después, y pese a que todos reconocen que al principio estaban "acojonados", los hosteleros de nuestro reportaje aseguran que la cosa no fue para tanto, aunque no niegan un bajón de ingresos incipiente: "Claro que perdimos", asegura Toni Bonanno. "Al principio sobre todo perdimos en los eventos deportivos: fútbol, cerveza y un pitillo iban juntos. No fue fácil, durante dos años tuvimos bajada de ingresos".

Además, Carlos Cruz apunta otro factor importante: "Ahora la gente sale menos a fumar, pero al principio salían cada cinco minutos, así que perdíamos caja. Y si una persona está tres horas en un bar, pero de esas tres horas se tira media fuera, a lo mejor es una copa menos que paga. Y no olvidemos los problemas del aforo: si una persona sale a fumar y tienes el bar lleno, evidentemente no puedes dejar pasar a otra persona en su lugar, pero el problema es que ahí no está consumiendo nadie: ni el que ha salido a fumar ni el que está fuera esperando para entrar y consumir".

No lo ve tan sencillo Eduardo Marfil: "Está claro que si estás en la calle tienes menos tiempo para consumir, ya que antes fumabas y consumías al mismo tiempo. Pero no es fácil saber si la gente dejó de ir a los bares por eso, ya que también fue el principio de la crisis hostelera en general". En cualquier caso, no duda cuando le preguntamos si habría sido posible que la gente dejase de ir a los bares por el hecho de no poder fumar: "No. A los españoles nos gustan los bares, ni con esas nos harían dejar de salir".

"La inversión de muchos locales con la antigua ley sí que fue el fin de muchos negocios"

Lo que sí fue una ruina para muchos bares fue la anterior Ley Antitabaco, la de 2006. En aquella los pequeños bares podían elegir si dejaban fumar o no, mientras que los grandes debían habilitar una zona de fumadores. Una ley que casi nadie siguió a rajatabla, pero que a algunos les colocó en serios aprietos económicos: "Hubo mucha confusión, fue dura para muchos: al principio daban a elegir si permitías fumar o no, luego hubo que habilitar los locales y muchos hosteleros se gastaron cantidades de dinero muy considerables en extractores de humo, zona de fumadores, etc. Y claro, luego la prohibición fue total, así que muchos vieron que todo el dinero que habían invertido se había ido a la basura. Para muchos bares fue muy duro, hizo mucho daño", recuerda Toni Bonanno.

Quizá el mejor resumen de lo que supuso aquella primera ley lo tiene Eduardo Marfil: "Fue el principio del fin del tabaco en los bares, pero la inversión que hicieron muchos locales también fue el fin de muchos negocios".

4) Resignación: "Qué remedio, no nos queda otra"

Al final nadie estaba encantado de la vida, pero todos se iban haciendo a ello: "Al final todo el mundo se fue acostumbrando. No les hacía ninguna gracia eso de tener que salir a la calle, pero qué remedio, no les quedaba otra, cada vez se quejaba menos gente. Estaban resignados", recuerda Manjul.

Toni Bonanno, de hecho, añade un punto de empatía por parte de los clientes: "Al final la gente entendió que, si fumaba en el bar, los perjudicados éramos los propios bares, que nos exponiamos a multas o incluso al cierre".

5) Aceptación: “¿Cómo podíamos estar con esa peste?”

Con el tiempo, parece evidente que el ciudadano medio no sólo se ha hecho a esta ley, sino que incluso la veía necesaria: "La gente ya está muy acostumbrada y te diría que hasta agradecida", asegura Bonanno. "Los que trabajamos en bares llegábamos a casa con la ropa oliendo a tabaco, los clientes (fumadores o no) también… A todos nos ha costado adaptarnos, pero nos hemos acostumbrado y estamos encantados".

De hecho, "si alguien intenta fumar en un bar, siempre hay otro cliente que te avisa. Ha sido un éxito para todos: menos olores, menos humos, más cómodo… a la larga todo el mundo está a favor", nos cuenta Eduardo Marfil.

"Ahora todos estamos acostumbrados a no fumar en un bar, pero, ¿y el ruido de la calle?"

De todos modos, para Carlos Cruz hay problemas y cuestiones que siguen sin respuesta clara: "Nos prohíben que se fume en los bares, pero cada vez permiten más puntos de venta de tabaco. Y hoy en día para un bar es casi obligatorio vender tabaco, aunque no nos dé ni 300 euros al año: porque si tu cliente se va a por tabaco al bar de enfrente, a lo mejor no vuelve al tuyo". Además, "ahora todos estamos acostumbrados a no fumar en un bar y y es positivo, pero tenemos otro problema: el ruido de la calle. Nosotros no podemos estar mandando callar a gente que está en la calle, y la policía no puede estar en la puerta de todos los bares, pero los vecinos se quejan con razón".

En cualquier caso, todos coinciden en la misma conclusión, la de la aceptación: "Ahora todo el mundo tiene asumido que, si quieres fumar, tienes que salirte a la calle", asegura Manjul. "Les puede molestar un poco si hace frío, o si llueve, o si tienen una conversación a medias, pero todo el mundo lo tiene asumido ya, no hay nadie que se lo cuestione. Incluso yo te digo que me parece bien esta medida. Ahora recuerdo cómo era mi bar hace seis años: 'Hostia, es que esto estaba lleno de humo todo el día'... Y como soy fumador no recuerdo los olores, pero imagino que daría asco. Ahora no sé cómo podíamos aguantar esa peste, la verdad".


Sabadell prohibirá el tabaco en los equipamientos deportivos al aire libre

11/12/2016 LA VANGUARDIA

Sabadell prohibirá el tabaco en los equipamientos deportivos al aire libre

A partir del 1 de enero de 2017 en Sabadell estará prohibido fumar en los equipamientos deportivos al aire libre, según ha informado este viernes en un comunicado el Ayuntamiento. Se hará amparándose en la Ley 14/ 2010 de 27 de mayo, de los derechos y las oportunidades de la infancia y la adolescencia, que incluye instalaciones deportivas como los campos, las gradas, las terrazas, los bares y las cafeterías. El consistorio ha impulsado a lo largo de este mes una campaña informativa, ...

Sabadell prohibirá el tabaco en los equipamientos deportivos al aire libre

Esta medida tiene su origen a raíz de un comunicado del Síndic de Greuges de Catalunya, Rafel Ribó, a los ayuntamientos catalanes, que cuenta con el apoyo de las entidades municipalistas de Catalunya. Asimismo, la acción está enmarcada en la campaña 'Entorno sin humo' en la que los diferentes departamentos de la administración local se están sumando a la causa.


'LICENCIA PARA MATAR'. Rodrigo Córdoba entrevista a Carles Escolá Autor del libro y redactor jefe de la Agencia EFE

15/06/2016 RODRIGO CORDOBA-CARLES ESCOLÁ

Ha salido este libro que pienso que cubre una necesidad que teníamos en nuestro país. Está escrito por un periodista, precisamente el que sacó hace años en El Pais los papeles internos de lobby de la industria tabaquera en España. En los EEUU, este tipo de libros sobre temas de salud escritos por periodistas de investigación son relativamente habituales, aquí no. Se trata de un trabajo excepcional. Además, documenta muchas de las cosas que hemos hecho desde el movimiento de prevención, y también las idas y venidas de los gobiernos. Y por supuesto, las maniobras de la industria tabaquera, con detalle. Ahora recomendamos su lectura y que se valore su posible uso como material docente.

Carlos Escolà, redactor jefe de la Agencia EFE

El libro "Licencia para matar. Una historia del tabaco en España" (Editorial Península) relata por primera vez las dificultades de la lucha contra el tabaquismo y las "presiones" de la industria tabaquera en España, donde cada año fallecen 60.000 personas por fumar, un millón de muertos en los últimos 30 años, según los ...

Leer +

... expertos.

El autor de esta investigación, el periodista Carlos Escolà, ha explicado que su relato describe con detalle el "cambio cultural" que ha supuesto en España las leyes regulatorias contra el tabaquismo, que han permitido en la última década que sean espacios libres de humo desde restaurantes a zonas de trabajo.

“Licencia para matar”, que ha salido a la venta coincidiendo con el Día Mundial Sin Tabaco, denuncia las "malas prácticas" de la industria de la nicotina, que durante años no informó explícitamente a los consumidores que los cigarrillos generan adicción e importantes enfermedades, pues el tabaco provoca cada año la muerte prematura de entre cinco y seis millones de personas en todo el planeta, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Por qué motivo ha escrito el libro?

En el año 2000, el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo me hizo llegar una serie de documentos desclasificados de la industria sobre España a raíz de los litigios contra las tabaqueras en EEUU. Me quedé perplejo porque me di cuenta de que de su estrategia comercial, sin ningún tipo de reparos sobre la salud de los ciudadanos, depende cada día la vida de miles de personas. Su negocio reside en el engaño –antes con la nicotina y ahora ocultando los aditivos- y es un tipo de actividad que cuanto más mata más beneficios logra. El truco reside en el relevo generacional de los adictos y en ir ampliando el negocio en los países subdesarrollados con menos regulaciones.

Carles Escolà

¿Qué denuncia en el libro?

Que las multinacionales tabaqueras tienen algo así como una ‘licencia para matar’. La administración les otorga la concesión para comercializar un producto que no reporta nada positivo a la sociedad, pues sólo causa adicción, enfermedad y muerte prematura. Y lo hacen sin apenas controles tras haber engañado durante décadas ocultando que los cigarrillos son adictivos y provocan cáncer y otras patologías. La industria además, para lograr sus objetivos comerciales, dispone de los mejores despachos de relaciones públicas para hacer lobbismo con los partidos e instituciones.

¿La industria presiona a los políticos?

Por supuesto. Incluso hay un caso en el que un representante de la industria dejó por un tiempo la actividad tabaquera para ser eurodiputado y cuando finalizó su mandato volvió a su puesto en Philip Morris en España....eso son puertas giratorias, pero de 180 grados. La industria tabaquera es pionera en el lobbismo y han tenido que pasar muchos años para que algunos partidos les hayan hecho frente. La OMS ha ayudado mucho para superar el cabildeo.

¿Las regulaciones han servido de algo?

Por supuesto, de entrada en la última década hay un millón menos de fumadores y se ha notado mejorías en patologías pulmonares y cardiovasculares. En el cáncer, los beneficios serán más a largo plazo. Los fumadores pasivos están hoy mucho más protegidos, aunque surgen nuevas amenazas, como la relajación en el cumplimiento de la ley en espacios de ocio nocturno o los cigarrillos electrónicos, un caballo de troya impulsado por las tabaqueras para volver a normalizar el hábito de fumar.

¿Le ha sorprendido algo en concreto durante su investigación?

Muchas cosas. Dos ejemplos: que el Ministerio de Sanidad se haya negado a informar ante los tribunales de todos los componentes de los cigarrillos pese a haber sido requerido para ello en dos causas, en la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, y eso que la ley indica que las tabaqueras deben informar de sus componentes anualmente al Gobierno. Y una segunda cuestión, la colaboración de algunos médicos con la industria tabaquera. Me sorprendió que el presidente de honor de la Real Academia de Medicina, Hipólito Durán, hiciese de perito para Japan Tobacco International en un pleito por tabaquismo. Es como si el presidente de Greenpeace hiciese un informe favorable para una petrolera que hace vertidos.

¿Los médicos pueden colaborar más contra el tabaquismo?

La clase médica y el CNPT deben seguir haciendo presión para seguir recuperando espacios saludables y ayudar a la gradual erradicación de un hábito que nada bueno aporta. Ahora la lucha debe ser el empaquetado genérico y hay que denunciar que en este país no se hacen campañas de prevención entre adolescentes, lo que me parece muy grave. Ha habido mucha desidia en los últimos cuatro años.

¿Cuáles deben ser los próximos pasos?

Además del empaquetado neutro, hay que sacar el tabaco del IPC para que sea más fácil subir el precio de la cajetilla, prohibir fumar en el coche con menores, en las playas y espacios naturales, y seguir presionando para que las tabacaleras informen de todos los aditivos que utilizan, que han convertido los cigarrillos en un peligroso producto de ingeniera química altamente adictivos y cancerígenos.

Rodrigo Córdoba García


DOCE RAZONESPARA APOYAR EL EMPAQUETADO NEUTRO DEL TABACO EN ESPAÑA

31/05/2016 CNPT www.cnpt.es

Con ocasión del Día Mundial Sin Tabaco 2016, la Organización Mundial de la Salud ha hecho un llamamiento a todos los países para que se preparen para el empaquetado neutro de los productos de tabaco (2). El Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT) se une a la campaña de la OMS y da a conocer las DOCE razones que jus- tifican la implementación del envasado genérico en nuestro país:

1.-Es necesario si queremos seguir avanzado en políticas de prevención y control del tabaquismo en España. El empaque- tado neutro forma parte de un enfoque integral y multisectorial de la prevención y control del tabaquismo. Esta medida es necesaria para hacer frente a la principal causa de enfermedad y muerte evitable en nuestro país, con más de 60.000 muertes anuales, y causa de impor- tantes daños económicos, gasto sanitario, pérdida de productividad y elevados costes sociales y familiares.

2.-Tiene cobertura legal internacional. El empaquetado neutro está contemplado en las directrices relativas a los artículos 11 y 13 del Convenio Marco de la OMS para el ...

Leer +

... Control del Tabaco (CMCT de la OMS) que recomienda que las Partes consideren su adopción. Este CMCT ha sido ratificado por España y otros 170 países más.

3.-Elimina definitivamente la publicidad del tabaco. El paquete de cigarrillos es el último y único reducto de la publicidad y promoción del consumo de tabaco. Con el empaquetado neutro desaparece la principal arma comunicativa de la industria del tabaco para seguir promocionando su mortífero producto.

4.- Reduce el atractivo de la marca de tabaco y hace que menos jóvenes se inicien en su consumo (3). La imagen de la marca de tabaco recluta niños y jóvenes para una adicción que puede durar toda una vida. Este empaquetado hace menos glamuroso el consumo de tabaco, desnormalizando y haciendo menos atractivo su consumo (sobre todo en mujeres y jóvenes). Además, en España el envasado neutro del tabaco puede ser muy beneficioso ya que tenemos uno de los porcentajes de jóvenes fumadores más altos de Europa,sobre todo mujeres jóvenes

5.- Reduce las falsas creencias de que hay cigarrillos menos peligrosos para la salud. El envasado neutro junto con las advertencias sanitarias aumenta la percepción de riesgo para la salud que supone el consumo de tabaco.

6.- Cambia las actitudes, pensamientos de abandono y comportamientos de los fumadores, observándose un aumento en las ideas de abandono del tabaco y de los intentos de dejarlo (4). Con el envasado neutro los paquetes de cigarrillos dejan de ser un estímulo en los fumadores para seguir con el consumo de tabaco.

7.- No podemos quedarnos atrás. El empaquetado neutro ha sido implantado en Australia (diciembre 2012), Reino Unido y Francia (mayo 2016) e Irlanda (marzo 2015). Países como Hungría, Eslovenia, y Chile tienen avanzada su implantación. Y otros países como Bélgica, Canadá, Nueva Zelanda, Finlandia, Sudáfrica, y Singapur han anunciado que lo van a poner en marcha (5). España debe seguir avanzando en control del tabaquismo, como estos países, si quiere frenar la epidemia.

8.- Reduce el porcentaje de fumadores. La introducción del envasado neutro en Australia en 2013 ha hecho que descienda significativamente el consumo de tabaco en ese país. En España nos situamos en la rango alto de consumo de tabaco (23,95% frente a cifras de menos del 20%) si nos comparamos con países de nuestro entorno, lo cual significa que quedan muchas cosas por hacer en prevención y control del tabaquismo.

9.- Lo avalan los hechos y no las suposiciones. La puesta en marcha del empaquetado neutro de Australia en Diciembre de 2012 nos ha permitido analizar y hacer estudios científicos que avalan sus beneficios (6) y efectividad (7).

10.- No incrementa el contrabando, y es legal ya que el uso de la marca es un privilegio y no un derecho de los fabricantes, que debe estar supeditado al interés general de protección de la salud. Asimismo no abarata el precio del tabaco para hacerlo más accesible.

Los argumentos en contra de la industria del tabaco han sido rechazados por los tribunales, quedando al descubierto las tácticas que usan para seguir vendiendo su mortífero producto (8) y (9).

11.- Cuenta con el apoyo de la población. Según la encuesta semFYC de la Semana Sin Humo 2015, el 60% de los españoles es partidario del empaquetado genérico. Similares cifras de apoyo han sido recogidas en países donde se ha implantado como Australia (10) y Reino Unido, donde es apoyado tanto por fumadores como por no fumadores.

12.- Es apoyado por muchas Direcciones Generales de salud Pública de las comunidades autónomas y diversas sociedades científicas médicas, de enfermería, odontología, y colegios profesionales españoles que consideran que nuestro país debería adoptar esta medida como un paso más en la prevención y control del tabaquismo.

La posición reiterada del CNPT es de apoyo al envasado neutro de los cigarrillos, haciendo un llamamiento al Gobierno para que tenga en cuenta las propuestas que se realizan desde las sociedades científicas, organizaciones profesionales y la ciudadanía, apoyadas en la evidencia científica, y no las propuestas provenientes de los lobbies pro-tabaco que solo buscan intereses particulares en detrimento de la Salud Pública.

(1) POSICIONAMIENTO CNPT 2015 ENVASADO GENERICO DE LOS PAQUETES DE CIGARRILLOS (PLAIN PACKAGING. Disponible en http://cnpt.es/documentacion/publicaciones/24f1bd4b63faac89a76cdcd859e8cf64c41f3a42b959776ef7ca72673b6f0038.pdf

(2) Prepárate para el envasado neutro http://www.who.int/campaigns/no-tobacco-day/2016/event/es/#.VyJOrBLTAQY.twitter

(3) Standardised tobacco packaging . Action on Smoking and helath . Mayo 2016 http://ash.org.uk/files/documents/ASH_877.pdf

(4) Introduction effects of the Australian plain packaging policy on adult smokers: a cross-sectional study. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3710988/

(5) Framework Convention Alliance http://www.fctc.org/fca-news/opinion-pieces/1413-france-and-uk-join-australia-asplain-packing-leaders

(6) Cancer Council Australia. Plain Packaging The Facts https://www.cancervic.org.au/plainfacts/

(7) Australia Goverment. Department of Health.Post-Implementation Review Tobacco Plain Packaging 2016 https://ris.govspace.gov.au/files/2016/02/Tobacco-Plain-Packaging-PIR.pdf

(8) Plain Packaging. Tobaccotactis. Universidad de Bath (UK) http://www.tobaccotactics.org/index.php/Plain_Packaging

(9) Evidence-based policy making and‘Better Regulation’: The battleground for standardised packaging of tobacco.Universidad de Bath (UK). http://www.bath.ac.uk/ipr/pdf/policy-briefs/tobacco-plain-packaging.pdf

(10) Swift et al, Australian smokers’ support for plain or standardised packs before and after implementation: findings from the ITC Four Country Survey, Tobacco Control (2014) http://tobaccocontrol.bmj.com/content/early/2014/10/27/tobaccocontrol-2014-051880.full

Texto de la foto:

El empaquetado neutro o envasado genérico de las labores del tabaco consiste en un envasado o empaquetado sencillo de dos colores distintos, que no debe incorporar nada más que el nombre de la marca, un nombre de producto y/o un nombre de fabricante, sin logotipos ni otros rasgos distintivos aparte de las advertencias sanitarias, timbres fiscales u otra información o etiquetaje obligatorio. El tipo y tamaño de letra son preestablecidos, así como la forma, el tamaño y los materiales que están también normalizados.

No ha de haber publicidad ni promoción dentro del paquete ni adjunto a éste, ni a cigarrillos u otras unidades individuales de labores del tabaco.

Este documento completa y desarrolla el Posicionamiento CNPT 2015 Envasado Genérico de los Paquetes de Cigarrillos (PLAIN PACKAGING) (1).

COMITÉ NACIONAL PARA LA PREVENCIÓN DEL TABAQUISMO

Plaza de las Cortes 11, 28014 Madrid. Tlf.: Tel 914 317 780 Extensión 120

E-mail: infocnpt@gmail.com Página web: www.cnpt.es

Entidad declarada de utilidad pública según orden de 26/10/2006 del Ministerio del Interior.


XQNS lamenta que siga habiendo políticos para los que “el negocio prevalece sobre la salud”

26/04/2016 Médicos y Pacientes OMC

Sobre la renovación del acuerdo de la CE con Phillips Morris Internacional

XQNS lamenta que siga habiendo políticos para los que “el negocio prevalece sobre la salud”

El coordinador de la Iniciativa para el avance de la Ley de Tabaco en España (XQNS), el médico de Salud Pública Dr. Joseba Zabala Galán, lamenta que aún haya políticos “para los que el negocio prevalece sobre la salud”, a raíz de la resolución aprobada recientemente por el Parlamento Europeo por la que se insta a la Comisión Europea a no renovar, prorrogar o renegociar el acuerdo con la empresa tabaquera Phillips Morris Internacional (PMI), que expira el próximo mes de julio y la Comisión tendrá que decidir al respecto.

La resolución fue aprobada, en su conjunto, por 432 votos a favor, 246 en contra y 21 abstenciones. El comportamiento de los representantes españoles a la hora de votar fue variado, según EUROPARL.EUROPA, de un total de 54 votos emitidos, 30 fueron a favor de la resolución para la interrupción del acuerdo; 17 en contra; 1 abstención; y 6 ausencias.

PSOE, Partit dels ...

Leer +

... Socialistes de Catalunya, Unió Democrática de Catalunya, IU, PODEMOS, UPyD, BILDU, Nova Esquerra Catalana, Alternativa galega de esquerda en Europa, Iniciativa per Catalunya Verds fueron los que votaron en contra del acuerdo con Philip Morris en la línea de las organizaciones europeas de Salud Pública.

En cambio, PP, Ciudadanos, UPyD y Convergencia Democrática de Catalunya votaron a favor de la renovación del acuerdo con la tabaquera.

Se dio la circunstancia de que los eurodiputados Rosa Estarás Ferragut y Santiago Fisas Ayxela, del PP, rompieron la disciplina del grupo, votando en contra del acuerdo y a favor de los argumentos de la Salud.

Dos de los tres representantes de UPyD, Maite Pagazaurtundúa y Beatriz Becerra Basterrechea también votaron a favor de los argumentos sanitarios, en cambio Enrique Calvet Chambón optó por mantener el acuerdo con las tabaqueras.

Por parte de Ciudadanos su representante Javier Nart y el de Convergencia Democrática de Catalunya Ramon Tremosa i Balcells han votado a favor de Philip Morris.

Además de las seis ausencias registradas, la única abstención corrió a cargo del canario del PSOE Juan Fernando López Aguilar, único de los eurodiputados socialistas que ha roto la disciplina de voto de este grupo.

El Dr. Joseba Zabala celebra que “la gran mayoría de los eurodiputados españoles hayan priorizado la salud a los intereses de la industria tabaquera en la lucha contra el contrabando del tabaco”.

En vez de renovar el acuerdo con PMI, los eurodiputados instaron a la Comisión que se concentre en aplicar la directiva comunitaria sobre tabaco de 2014, que incluye instrumentos más efectivos para luchar contra la falsificación y el contrabando, como el sistema de seguimiento, trazabilidad y localización para los cigarrillos.


©2012 Todos los derechos reservados - Asociación para la Prevención del Tabaquismo en Aragón (APTA) y Asociación Vasco Navarra para la Prevención del Tabaquismo

Logo Visiona E-SolutionsDesarrollado por